Profesorado y Squeak ¿Una oportunidad para romper los mitos sobre la tecnología en la escuela?

Main Article Content

Fernando Fraga Varela Adriana Gewerc Barujel

Resumen

Probablemente en estos momentos estemos asistiendo a un proceso masivo de introducción aparatos en las instituciones educativas (pizarras digitales, ordenadores, scanners, pantallas táctiles...). Hardware que viene acompañado de un tipo de software que condiciona el tipo de trabajo que se realiza en las aulas. La escuela poco a poco está digiriendo estas novedades, con una condición: se apropia de aquello que responde de forma general a los mitos y creencias compartidas. Por lo tanto, estaría apoderándose de aquello que no rompe la dinámica escolar vigente, más bien, es bienvenido aquello que la fortalezca o la refuerza. Entonces el tipo de software que se “vende” y se “compra” apunta a que se mantenga inalterable el curriculum, la metodología, la organización escolar y el propio rol del profesorado en ese contexto. Desde esta óptica podríamos hipotetizar que a medio plazo, sólo tendrá “éxito” entre el profesorado aquellos recursos que sean coherentes con las creencias previas, siendo mejor cuanto mayor sea su capacidad de repetición de los modelos vigentes. Quizás esa sea la razón por la cual nos estamos encontrando que la integración de las TIC en las escuelas no está significado ningún revulsivo innovador, antes bien, están siendo digeridas o masticadas por un sistema decimonónico aparentemente invencible. Partimos de la necesidad de ese cambio. Aventurarse por la sociedad del conocimiento requiere que la escuela mute, se revitalice hacia otra concepción, lo que no sabemos es si las intenciones políticas de nuestro medio rondan por el mismo camino. A partir de la idea de que es necesario algún tipo de revulsivo, comenzamos a trabajar con un tipo de software que evidencie la necesidad de cambiar la gramática dominante. Squeak es un software que permite que el alumno construya objetos utilizando “ideas poderosas”. Basado en las ideas de Papert y Bruner, sostiene una postura netamente constructivista. Su utilización en situaciones de enseñanza supone romper con la idea dominante sobre la enseñanza (en donde se trasmite información y el libro de texto es el recurso paradigmático). El uso de Squeak requiere que el profesorado comience a plantearse cuál es su papel en el proceso, que planifique e idee proyectos en los que él no será el protagonista, más bien es el alumnado el que necesita buscar por sí mismo las respuestas. Sabemos que no está planteando ideas totalmente novedosas, ya que son herederas de las pedagogías del siglo XX a las que renueva con la utilización de software potente que le permite al alumno realizar proyectos inimaginables de desarrollar con otro tipo de producto. El alumno construye conocimiento cuando se enfrenta con un problema e intenta solucionando utilizando, por ejemplo, las posibilidades de simulación de Squeak. Es él el que construye la simulación, no el que la observa. Y en ese proceso, descubre, pone en marcha y articula conceptos potentes que le permiten comprender el mundo que le rodea. ¿Qué sucede cuando se realiza este tipo de planteamiento entre el profesorado experimentado? Squeak “despierta” algunos de los mitos vigentes sobre tecnología educativa y otros muchos todavía no explorados, implicando un cambio en las formas en que conceptualiza la enseñanza y el aprendizaje. Esto genera una cierta “crisis” de identidad que permite su reconceptualización (Perrenaud, 2004), y por lo tanto, podrían representar el punto de partida para desarrollar verdaderos procesos formativos.

Article Details

Sección
Artículos

Most read articles by the same author(s)